La focalización geográfica e individual, elegibilidad, priorización y selección de los hogares beneficiarios se realiza con base en procedimientos estadísticos y matemáticos que descartan la selección de beneficiarios/as en forma discrecional. Asimismo, el sistema de pagos, desarrollado mediante un instrumento electrónico personalizado, es operado por entidades financieras públicas y privadas, lo que no sólo permite una acabada rendición de cuentas sino que además, garantiza la efectiva recepción de los recursos por parte de las familias beneficiarias.