La posesión de un medio electrónico personalizado e intransferible, que asegura un ingreso mensual de recursos económicos y cuyo mantenimiento se logra sobre la base del cumplimiento de un conjunto de compromisos, tiene connotaciones de activo o patrimonio del hogar, promoviendo la re-valorización de los individuos.