El beneficio inmediato de la transferencia es un incremento en el nivel de ingresos del hogar beneficiado por el Programa y, en consecuencia, un aumento de su poder de consumo. Dado que las compras se realizan en los establecimientos comerciales adheridos a la red de abasto social de las diferentes localidades, el resultado es el fortalecimiento y dinamización de las economías locales.