La pobreza no es solo la carencia de ingresos adecuados para suplir las necesidades básicas, ya que la misma se manifiesta también en dimensiones como bajos niveles de escolaridad, altos niveles de desnutrición, alto índice de mortalidad infantil y materna. El programa interviene de manera simultánea en educación, nutrición y salud, garantizando un alcance mayor que cuando la intervención se realiza de forma separada.