fomentando la responsabilidad de los jefes y las jefas de hogar, fortalece la organización familiar, transmite y refuerza el conocimiento sobre la prevención en la salud, la importancia de la higiene, nutrición y educación, concibiendo a los hogares como titulares de derechos.