Progresando con
Solidaridad

Vicepresidencia y FAO advierten sobre pérdida y desperdicios de alimentos

septiembre 29, 2015

Según datos del organismo internacional, con la totalidad de los alimentos perdidos o desperdiciados en la región se podría alimentar a 30 millones de personas, es decir, el 64% de quienes sufren de hambre en América Latina y el Caribe

SANTO DOMINGO.- Cada semana se desperdician en el país más de un millón 127 mil kilogramos de comestibles, según indican datos dados a conocer este martes en el Primer Diálogo Regional sobre Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, que realizó la Vicepresidencia de la República y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La información la ofreció la directora del programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI), Altagracia Suriel, quien indicó que junto a la FAO, la iniciativa de protección social que coordina la vicepresidenta la República, doctora Margarita Cedeño, realizó un estudio sobre desperdicios de alimentos en la República Dominicana, el cual arrojó además, que solo en el área agrícola se pierde hasta el 20% de la producción.

Dijo que junto a la FAO se promueven iniciativas orientadas a combatir el hambre desde los programas de protección social de la Vicepresidencia, a través de estrategias de seguridad alimentaria y nutrición que benefician a 803,000 familias en situación de pobreza con iniciativas de agricultura familiar, producción agrícola, huertos familiares, escolares y comunitarios, comercialización de producción y cambios de comportamientos, actitudes y prácticas de alimentación sana.

“Hemos creado un Comité de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, con el claro objetivo de desarrollar un plan de acción nacional para reducir los desperdicios, estableciendo acuerdos que nos permitan desarrollar un código de conducta para la reducción los mismos”, indicó Suriel.

Durante el conversatorio se abordó la problemática para promover la erradicación del hambre, la pobreza y la malnutrición en América Latina y el Caribe. Según datos de la FAO, con la totalidad de los alimentos perdidos o desperdiciados (PDA) en la región se podría alimentar a 30 millones de personas, es decir, el 64% de quienes sufren de hambre en América Latina y el Caribe.

De su lado, la coordinadora del Grupo de Trabajo en Pérdidas y Desperdicios de Alimentos de la FAO, Tania Santivañez, felicitó al Gobierno y a la República Dominicana, por su compromiso en la lucha contra el hambre y por haber alcanzado la meta UNO C de los Objetivos del Milenio de haber reducido el porcentaje de alimentación deficiente de 34.3 a 12.3 por ciento.

“La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera que la erradicación del hambre y la disminución de la pobreza deben ser las principales prioridades de los gobiernos a nivel mundial”, puntualizó.

En tanto, Monseñor Amancio Escapa, en representación del Arzobispado de Santo Domingo, explicó que la Iglesia dominicana ha asumido el compromiso moral y social con la creación de Banco de Alimentos.

El diálogo, que finaliza este miércoles, busca crear comités regionales para promover la reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos como una estrategia para erradicar el hambre, en el marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (Agenda Post – 2015).

En la actividad también se presentó formalmente el Comité Nacional para la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos de la República Dominicana, integrado por representantes de instituciones gubernamentales, empresas privadas ligadas a la cadena productiva de alimentos, clúster agrícolas, chefs, universidades, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales.

El taller internacional convocó a las autoridades de países de América Latina y el Caribe vinculados con las iniciativas y grupos de trabajo en PDA, comités nacionales de seguridad alimentaria y erradicación del hambre, quienes conjuntamente con técnicos, investigadores, sociedad civil, academia, industria alimentaria y otros actores relacionados al sistema alimentario, puedan avanzar hacia la reducción de las pérdidas de alimentos a nivel nacional y regional.

En la actividad participaron también representantes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), funcionarios de Gobierno y catedráticos. Asimismo, comentaristas, expositores y representantes de Costa Rica, Chile, Argentina, Colombia, República Dominicana, entre otros.

La Vicepresidencia de la República junto a la FAO y la Iglesia Católica desarrollan la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria Cero Hambre, mediante la Alianza contra la Pobreza, iniciativa que reúne a instituciones públicas, privadas, caritativas, sin fines de lucro, comunitarias y de la sociedad civil en la lucha contra ese flagelo.

Una de esas iniciativas es el fortalecimiento del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Santo Domingo, con el objetivo de recaudar alimentos imperecederos para su posterior distribución a hogares de niños, de envejecientes e instituciones caritativas, para así evitar el desperdicio de comida y ser aprovechada entre los más necesitados.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso