Progresando con
Solidaridad

Vicepresidencia inicia Club de Chicas para prevenir embarazo en adolescentes

diciembre 11, 2019

Con la estrategia piloto, la Vicepresidencia de la República pretende impactar a mil 200 familias y 120 líderes comunitarios del entorno de las chicas participantes en un período de dos años, que residen en Barahona, Higüey y Santo Domingo Norte, consideradas las zonas de mayor incidencia de casamientos de adolescentes

SANTO DOMINGO, 11 de diciembre de 2019.- Las niñas y adolescentes de 12 a 17 años que son intervenidas por el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), tienen un espacio seguro para el desarrollo de habilidades para la vida denominado Club de Chicas, con el cual la iniciativa social busca impactar en la prevención del matrimonio infantil, uniones tempranas, embarazo precoz, reducir la vulnerabilidad y además, habilitar condiciones necesarias para su empoderamiento.

Con la estrategia piloto, la Vicepresidencia de la República, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Dirección General de Cooperación Multilateral (DIGECOOM) y la Unión Europea, pretende impactar a mil 200 familias y 120 líderes comunitarios del entorno de las chicas participantes en un período de dos años, que residen en Barahona, Higüey y Santo Domingo Norte, consideradas las zonas de mayor incidencia de casamientos de adolescentes.

Hasta el momento se han conformado nueve Clubes de Chicas, tres en cada territorio, que agrupan a un total de 189 jovencitas, quienes serán intervenidas durante ocho meses por un equipo de sociólogos, psicólogos y especialistas en el área. A través de la interacción entre pares, el juego, la creatividad, cogestión y participación, las participantes viven experiencias educativas significativas para su crecimiento personal y el desarrollo de habilidades para la vida, desde una perspectiva programática.

La iniciática de la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño está vinculada al Plan de Prevención y Reducción de Matrimonio Infantil y Uniones Tempranas, que es elaborado por el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), UNICEF y decenas de instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil, el cual permitirá desarrollar políticas públicas efectivas para enfrentar esta problemática.

Margarita Cedeño ha sido enfática al afirmar que el matrimonio infantil es un grave problema social, con repercusiones económicas y para salud, que requieren de urgente atención, por lo que es necesario tomar importantes medidas tanto desde el ámbito público como desde el sector privado, especialmente en el educativo. De la misma manera, es esencial fomentar un marco jurídico y normativo favorable, tal y como ha sido discutido en torno a las modificaciones al Código Civil dominicano, que aún cursan el Congreso Nacional.

“El matrimonio infantil y las uniones tempranas se han convertido en un serio escollo para el desarrollo integral de nuestro país. Casi 4 de cada 10 mujeres que hoy están entre los 20 y los 24 años, se casaron antes de los 18 años, y 2 de cada 10 lo hicieron antes de los 15 años. Esta realidad, junto a la de los embarazos en las adolescentes, está generando una fuerte presión sobre los indicadores de nuestro país y, más que nada, está perpetuando el círculo de la pobreza en muchas familias dominicanas”, ha dicho la Vicemandataria.

¿Qué encuentran las jovencitas en el Club de Chicas?

Las chicas encuentran un espacio donde puedan explorar su creatividad, informarse, aprender, comunicarse abiertamente sobre temas de su interés y compartir vivencias a través de metodologías lúdicas y participativas; autoconocerse y aprender a autovalorarse (fortalecer su autoestima), una plataforma que les permita explorar sus talentos.

De igual manera, crear una red de confianza entre pares, que contribuya a construir relaciones interpersonales positivas, con dinámicas sanas, que sirva al apoyo e incentivo de nuevas vivencias y experiencias. Promover información y facilitar el acceso a oportunidades de formación, servicios de salud, consejería, deporte y desarrollo cultural que sean de interés para niñas y adolescentes.

Las niñas y adolescentes participantes podrán desarrollar habilidades cognitivas y analíticas, personales y relaciones interpersonales; el programa incluye además, construcción de un plan de vida, acompañado de una ruta efectiva para lograrlo, mostrándole la importancia de cada decisión y desarrollando en ellas el potencial que llevan dentro para lograrlo. El entorno de las chicas participantes será igualmente impactado a través de procesos educativos para adolescentes varones, madres, padres y tutores, hombres adultos y liderazgos comunitarios.

La estrategia, que es implementada por diferentes organizaciones a nivel mundial en contextos diversos, incide en el desarrollo de competencias que permiten a niñas y adolescentes no solo adaptarse y tratar con las realidades, relaciones de género y ambientes inequitativos; sino también, superar y transformar los obstáculos que enfrentan, en oportunidades de vivir vidas exitosas y significativas. También, motiva al aumento de la edad para el casamiento, evita que otras chicas se casen y promueve la denuncia pública de casos (ante padres, madres y actores locales).

Contenido | Menú | Botones de Acceso