Progresando con
Solidaridad

Prosoli continúa capacitación miembros de Progresando Unidos

diciembre 7, 2016

En dos Centros de Capacitación y Producción Progresando se entrenan a 116 personas incluidas en el programa Progresando Unidos con el objetivo de atacar la pobreza extrema en que viven

BOCA CHICA, 2 de diciembre de 2016.- “Ya me veo con mi microempresa, quiero tener una repostería. Yo le dije a mi mamá que estoy enfocada en eso y que cuando ponga mi negocito me la voy a llevar para que trabaje conmigo”, dice con la esperanza reflejada en la mirada Julissa Jiménez, una madre de 27 años que apuesta por la capacitación para salir de la pobreza extrema que la arropa.

Ella es una de los 42 jóvenes de la iniciativa Progresando Unidos que participa de un curso de elaboración de bocadillos en el Centro de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) de Los Botados, Boca Chica, el cual es parte de las primeras capacitaciones que se dan a la población objetivo del nuevo plan integral focalizado para el combate a la pobreza extrema del Gobierno dominicano.

El entrenamiento está a cargo del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), bajo la supervisión del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep).

Yulissa tiene su plan bien definido. Se esforzará al máximo en el curso para aprender a hacer todos los bocadillos dulces y salados que se sirven tradicionalmente en las fiestas, y así poder desempeñarse a la perfección en la pasantía pagada en una empresa que incluye el entrenamiento, quedarse trabajando allí para ahorrar, y posteriormente montar su negocio.

En el otro CCPP de este municipio, La Casona, 74 miembros de Progresando Unidos cursan entrenamientos en electricidad y operación de máquinas industriales de costura. Mediante esta iniciativa el Gobierno intensifica sus acciones en beneficio de 180 mil personas en las 14 provincias más vulnerables del país.

La vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño, sostiene que con esa iniciativa se ampliará el acceso de las familias a un paquete integrado de protección y promoción social, incluyendo capital humano, mejoría de sus condiciones de vivienda y empleabilidad.

EL ENTRENAMIENTO

Sixta María Ogando, supervisora regional de Prosoli, presidenta de gestión del CCPP y del Centro Tecnológico Comunitario (CTC) de Los Botados, explicó que el curso de bocadillos comprende de 100 horas de práctica en cocina industrial y 75 horas de formación humana.

Destacó que Prosoli enfatiza en la formación en valores de los participantes con el objetivo de marcar una diferencia positiva de la persona que ingresó al curso, y posteriormente en la que se convirtió.

“Enseñamos a diseñar un plan de vida, un contrato de trabajo, que conozcan sus deberes, derechos, fortalezas y debilidades”, expresó Ogando.

Entre los valores que Prosoli quiere que todos practiquen se encuentran la equidad, solidaridad, transparencia, honestidad, amor, respeto y responsabilidad.

En el curso de elaboración de bocadillos solo hay un hombre y las demás son jóvenes que van de los 18 a los 29 años.

Entre los productos que han aprendido a hacer los estudiantes se encuentran quipes, pastelitos, empanadas, bizcochos, sándwiches, dedos de novia, aros de cebolla, ensaladas y salsas.

Contenido | Menú | Botones de Acceso