Progresando con
Solidaridad

Aseguran despacho de Bonogás se fundamenta en transparencia y controles

agosto 26, 2015

Cada chofer recibe 3, 420 pesos al mes a través de esa tarjeta electrónica para abastecer su vehículo del combustible, y así evitar alzas en los precios del pasaje

SANTO DOMINGO.- El director de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) aseguró que el éxito del Bonogás radica en la transparencia y los controles aplicados para que este llegue a más de 15 mil choferes del transporte público a través de las 800 plantas envasadoras adscritas a la Red de Abastecimiento Social diseminadas por todo el país.

El licenciado Ramón González Paulino valoró la tarjeta electrónica de Subsidios Especiales como medio de pago transparente, empleada por la ADESS para que los trabajadores del volante reciban el combustible que se les subsidia a los usuarios del transporte de pasajeros.

Señaló que cada chofer recibe 3, 420 pesos al mes a través de esa tarjeta electrónica para abastecer su vehículo del combustible, y así evitar alzas en los precios del pasaje.

Dijo que cada una de estas tarjetas tiene registrada la placa del carro al cual se le despachará el gas, lo cual debe ser verificado por la planta dispensadora conjuntamente con la cédula del chofer.

Señaló que para que un conductor reciba el combustible subsidiado debe ser recomendado, sin importar el sindicato o ruta, por las federaciones de choferes, la Oficina Técnica del Transporte (OTTT) y los Ayuntamientos.

“Hay toda una cadena positiva de controles que van desde los encargados de rutas, vamos a decir, los sindicatos, las federaciones, el Ayuntamiento, la Dirección de Tránsito y Transporte del Ayuntamiento y la Oficina Técnica de Transporte”, indicó.

Dijo que en el despacho de combustible existen controles que garantizan que este llegue al conductor al cual está destinado, cuyo procedimiento, si es violado, la transacción es anulada al instante de forma electrónica y la envasadora resulta sancionada, con la suspensión temporal o definitiva de tranzar a través del verifine del Bonogás.

“Se trata de un régimen disciplinario escalonado. Se le da una advertencia, unas amonestaciones, una suspensión de 60 días, una suspensión de 90 días y una suspensión definitiva”, informó.

Señaló que cada mes estas plantas despachan combustible a 200 o 300 carros públicos, lo que representa un buen negocio para sus propietarios.

“La credibilidad y la sostenibilidad de estos programas sociales y de estos subsidios sociales están fundamentados a nivel de transparencia con que nos hemos manejado en los 10 años que estos llevan”, sostuvo.

La Adess es una institución adscrita al Gabinete de Coordinación de políticas Sociales que dirige la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso