Progresando con
Solidaridad

Vicepresidenta entrega Premio Voluntariado Solidario

diciembre 4, 2014

En la segunda versión del galardón fueron reconocidas las acciones altruistas de 13 personas en favor del desarrollo comunitario, reducción de la pobreza, juventud, salud, inclusión, niñez, cultura, mujer, educación, participación ciudadana, así como recursos naturales y medioambiente

SANTO DOMINGO.- La Vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández, entregó este jueves el Premio Voluntariado Solidario a 13 dominicanos y dominicanas, cuyas acciones desinteresadas contribuyen al desarrollo de la nación y a brindar oportunidades a los más necesitados.

La segunda versión del galardón con el lema “Cambia el mundo… Hazte voluntario”, que promueven la Vicepresidencia de la República y la Alianza contra la Pobreza, se efectuó durante un acto en el Salón Verde del Palacio Nacional, en conmemoración del Día Internacional del Voluntariado que se celebra este viernes en todo el mundo, y en el país desde el pasado año de conformidad con la Ley de Voluntariado 61-13.

Al pronunciar el discurso de apertura de la premiación, la vicepresidenta Cedeño de Fernández destacó la valía que tienen para la nación los voluntarios, ya que a su juicio representan las realidades concretas que contribuyen a cambiar el país y las condiciones de vida de miles de dominicanos día tras día, con su trabajo arduo, tesonero y solidario.

“Ese deseo de ayudar desinteresadamente merece ser reconocido. También la sociedad necesita de valores positivos, de referentes positivos, y es justo eso lo que estamos haciendo hoy aquí reconociendo el valor de nuestra gente, de nuestro pueblo dominicano”, indicó.

Cedeño de Fernández entiende que los voluntarios hacen una contribución invaluable, tanto a nivel local como nacional, que genera un sentimiento positivo de solidaridad, respeto, humildad y responsabilidad.

“Ser un voluntario es tener un corazón solidario a las necesidades de las personas más vulnerables; es emprender con sus manos las acciones que se requieren para cambiar lo negativo en positivo; es no saber el significado de la palabra propia porque solo piensan en colectivo. Es amar a las personas por el simple hecho de ser personas”, manifestó Cedeño de Fernández.

Valoró además, el apoyo recibido por parte de las organizaciones de la sociedad civil y la juventud para hacer posible que se reconozcan acciones voluntarias realizadas en el marco de la reducción de la pobreza, la promoción de la educación y la salud, la protección de la niñez, la juventud y la mujer, la inclusión, los recursos naturales, el medioambiente y la participación de la ciudadanía.

Asimismo, exhortó a los voluntarios voluntarias del programa Progresando con Solidaridad a continuar convirtiendo en misión de vida el progreso de las familias vulnerables de este país.

La doctora Cedeño de Fernández estuvo en compañía de la directora de Prosoli, Altagracia Suriel; el presidente del Movimiento Matrimonio Feliz, Cesar Curiel; y en representación de los enlaces familiares del programa, María Jiménez y María Esperanza Acevedo.

Ganadores

El Gran Premio al Voluntariado Solidario lo obtuvo César Curiel, de la Fundación Matrimonio Feliz, quien junto a su esposa, Fanny de Curiel, ayuda a otras parejas a reencontrar el amor perdido, por dificultades como pleitos, violencia, celos, entre otros factores.

En la categoría de Responsabilidad Social Empresarial, el jurado escogió a Wendy Ventura Naut; en Desarrollo Comunitario seleccionaron a Luisa Medrano, de Santo Domingo Este; en Salud, a Liddy Aida Kiaty Figueroa, de La Romana; y en Reducción de Pobreza fue galardonada Teresa de Jesús Sánchez (enlace familiar de Prosoli), de San Francisco de Macorís.

Mientas que por su labor en la preservación de los recursos naturales y medioambiente recibió el premio del voluntariado Luis Carlos López Calcaño, de Sabana de la Mar, Hato Mayor; en la categoría Juventud fue premiado Emmanuel Rosado, del Distrito Nacional; en Inclusión, Bennalice Katz García, de Sosúa, Puerto Plata; y en Participación y Ciudadanía, Darlyn Antonio Bueno, de Constanza, La Vega.

En el renglón Niñez, recibió el premio Génesis Mañón, de Santo Domingo Norte; en Cultura, Adelso Reynoso, de Santiago; en Mujer, fue premiada Milagros Reyes, de Santo Domingo Este; mientras que en la categoría Educación fue reconocida la labor de Luz del Carmen Fernández, enlace familiar de Prosoli, de Salcedo.

El jurado estuvo conformado por representantes de Alianza ONG, del Consejo Consultivo, y de Progresando con Solidaridad, los cuales evaluaron los candidatos presentados por 84 instituciones.

El premio fue instituido en el año 2013 por la Vicepresidencia de la República, a través de Prosoli para fomentar el valor de la solidaridad en la sociedad dominicana, mediante el reconocimiento de la vocación altruista de las personas.

Entre las entidades que postularon candidatos se encuentran la Fundación Étnica Integral, Mesa Nacional para las Migraciones y Refugiados RD, Plan RD, Comisión Nacional Dominicana para la UNESCO, Asociación Dominicana de las Naciones Unidas, Vicaría de Pastoral Social, Visión Mundial, Arzobispado Metropolitano de Santo Domingo, Cruz Roja Dominicana, Federación Dominicana de Municipios y las universidades Autónoma de Santo Domingo, Iberoamericana, y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

También la Fundación Santa Lola, la Red Nacional de Jóvenes, Profamilia, Defensa Civil, la Asociación de Mujeres en Prevención del Cáncer Cervico-Uterino, la Fundación Parenthesis, Las 37 por las Tablas, la Federación de Estudiantes Dominicanos, entre otras.

Para fines de la premiación se estableció como voluntariado el mecanismo de participación, mediante el cual las personas motivadas por un espíritu altruista se articulan y ponen en acción los valores de cooperación y solidaridad en beneficio de la comunidad, de conformidad con la Ley de Voluntariado dominicano 61-13.

El Premio Voluntariado Solidario está dirigido a dominicanos y residentes en el país que cuenten con una trayectoria de servicio social voluntaria a favor del desarrollo de República Dominicana, y que estén debidamente avalados por una institución del sector público o privado.

El premio se clasificó en tres grupos de edades que oscilan de 15 a 24 años, de 25 a 35 y de 35 en adelante, con la finalidad de reconocer los aportes de las personas voluntarias por su trayectoria y por el compromiso de las nuevas generaciones. Se tomaron en cuenta la diversidad, la innovación y la trayectoria.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso