Progresando con
Solidaridad

Vicepresidenta afirma desigualdad social es el gran reto de América Latina

noviembre 2, 2015

La doctora Margarita Cedeño participa como Jefa de delegación en la Conferencia Regional de Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, evento organizado por la CEPAL y PNUD

LIMA, Perú.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, dijo este lunes que la desigualdad social es un gran reto de los países latinoamericanos, el cual debe ser enfrentado con la creación de capital humano y social para las generaciones presentes y futuras, así como la consolidación de políticas sociales más efectivas.

La Vicepresidenta se pronunció así al participar como oradora en el Foro Ministerial de Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que se realiza en Lima del 2 al 4 de este mes.

“Debemos mantenernos en la búsqueda constante de las novedades que nos permiten luchar contra la pobreza, a través de la creación de capacidades, la capacitación para la generación de ingresos y el emprendimiento, un enfoque hacia el empleo, el desarrollo de aptitudes hacia las tecnologías de la información y comunicación y la atención a las vulnerabilidades”, sostuvo.

Señaló América Latina es la región más desigual del planeta, ya que a pesar de mantener un crecimiento económico constante en los últimos 20 años, aún persisten niveles altos de pobreza extrema, hambre y desnutrición, un acceso insuficiente a los servicios públicos y una matriz laboral que favorece la informalidad, manteniendo a cientos de millones de personas fuera de la protección social.

Sostuvo que aún los países de la región enfrentan al reto de identificar maneras para movilizar a la población en pobreza hacia una clase bien formada y capacitada, con perspectivas positivas de movilidad social, que impulse el desarrollo económico.

“Como gerente y administradora de necesidades humanas exponenciales y recursos económicos limitados, vivimos en constante búsqueda de iniciativas y soluciones eficaces y eficientes, que impacten en la vida de aquellos que más necesitan: los más pobres de los pobres, los más vulnerables, los que viven en miseria y sufren en carne propia, día tras día, las más crueles manifestaciones de la desigualdad”, indicó.

La doctora Margarita Cedeño manifestó que el escenario actual que vive la región debe constituir un punto de inflexión que genere transformaciones profundas “invertir en la creación de capital humano y social para las generaciones presentes y futuras, es invertir en un mejor futuro para nuestro país y para el mundo”, indicó

Dijo que América Latina tiene que fomentar un modelo económico que cree mejores condiciones de vida y sociedades más cohesionadas “de lo contrario, estaríamos perpetuando los males sociales que nos afectan; viviendo permanentemente en países con todo tipo de inseguridades y vulnerabilidades”, sentenció.

La Vicemandataria sostuvo que las políticas sociales deben seguir siendo una expresión inequívoca de justicia, equidad y solidaridad social; basadas en un enfoque de derecho multidimensional, cuya implementación es de carácter obligatorio para la consecución del Estado Social y Democrático de Derecho, proclamado en casi todas las constituciones de los países de la región.

Abogó por construir sobre el éxito que han tenido los programas de transferencias monetaria económicas en la región y consolidar sus estrategias, para que se renueven desde un enfoque hacia la capacitación y la generación de ingresos, desde la inserción laboral y el emprendimiento.

Puso como ejemplo que en la República Dominicana el sistema de protección social de primer pilar se sustenta en el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), que hoy cubre más de 800,000 familias y que integra las transferencias monetarias y un conjunto de estrategias muy innovadoras.

“Progresando con Solidaridad se ha convertido en el puente entre las personas y las políticas sociales, para que estas puedan ser la respuesta del Estado ante la necesidad de garantizar mínimos de calidad de vida y oportunidades de desarrollo, que sean compatibles a la dignidad inherente a todo ser humano, y con los derechos sociales de categoría institucional”, sostuvo.

Informó que Prosoli ha impactado en la reducción de la pobreza de forma importante, con mayor aceleración en los últimos dos años, pasando en pobreza extrema de 12.1% en el 2010 a 5.2% en el 2015.

Por otro lado señaló que el trabajo es la llave maestra para la igualdad, por lo cual felicitó el amplio enfoque hacia el trabajo decente que ha tomado la discusión sobre las políticas sociales, “y para ello, es preciso reflexionar sobre la participación del sector empleador y de los sindicatos y organizaciones laborales, en la puesta en marcha de las reformas laborales que requieren muchos de nuestros países”.

Aseguró que las políticas laborares son un instrumento fundamental de protección social para poblaciones, y señaló que las reforma deben propiciarse desde un enfoque social, donde el Estado asegure que el mercado laboral sirva al propósito de la “distribución de los frutos del crecimiento económico y la reducción de la pobreza”.

Por otro lado, indicó la importancia de profundizar en las vulnerabilidades que inciden sobre la pobreza, especialmente las que están vinculadas al cambio climático.

En ese sentido dijo que la República Dominicana, con apoyo del PNUD, se ha elaborado el primer Índice de Vulnerabilidad de Hogares ante Choques Climáticos, que sirve de herramienta de prevención y protección a la población del país que está en el trayecto de los huracanes durante seis meses del año.

“Hago una invitación a que trabajemos en instrumentos como este, que toma en cuenta la fragilidad del porcentaje importante de las personas y hogares que han logrado superar las líneas de pobreza y extrema pobreza que pueden ser considerados egresados recientes, tal y como indica el informe.

De igual manera, la vicemandataria abogó por la necesidad de un abordaje más integral y multidimensional de la pobreza, donde se evalúen la multiplicidad de fenómenos que inciden en un individuo o de una familia, por lo que pidió a los países asumir la institucionalidad del combate de ese flagelo desde la coordinación intersectorial y un entramado institucional que propicie la innovación y la multidimensionalidad.

“En este momento y con el acompañamiento de organismos especializados de Naciones Unidas como PNUD, ONU-MUJER y OIT, estamos costeando estas intervenciones para cerrar las brechas identificadas fundamentalmente en materia de acceso a salud y seguridad social y en políticas de primera infancia. Pongo a su disposición esta experiencia y el avance en este sentido, para poner especial atención en no agudizar con nuestras políticas, los roles tradicionales de cuidadoras a cargo de nuestras mujeres”.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso