Progresando con
Solidaridad

Vicepresidencia impulsa lucha contra trabajo infantil entre familias Prosoli

abril 29, 2015

El abordaje del problema entre las familias intervenidas por el programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI) es una iniciativa de la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien ve en este mal un obstáculo en su lucha para romper el círculo de pobreza en que viven miles de familias

SAN JUAN DE LA MAGUANA.- El país sigue impulsando su política para reducir el trabajo infantil a cero para el año 2020, y para acelerar el logro de ese objetivo, la Vicepresidencia de la República pondrá en acción su red de voluntarios a nivel nacional, quienes rastrearán y concientizarán en las diferentes comunidades a las familias en las que los niños laboran.

Para el proyecto, que se desarrolla con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Ministerio de Trabajo, se iniciaron entrenamientos entre los voluntarios, así como miembros de instituciones gubernamentales y de la sociedad civil de las provincias de San Juan, Elías Piña y Bahoruco, quienes colaboran con la iniciativa.

El abordaje del problema entre las familias intervenidas por el programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI) es una iniciativa de la doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien ve en este mal un obstáculo en su lucha para romper el círculo de pobreza en que viven miles de familias en el país.

En el entrenamiento, donde se discutió el protocolo a aplicar durante las intervenciones, la directora de Vinculación Interinstitucional de Prosoli, Evangelista Cornelio, dijo que la acción formativa es parte del proyecto de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y sus Peores Formas entre las familias pertenecientes a dicho programa.

Señaló que es de alto interés de la Vicepresidenta incorporar acciones que contribuyan a terminar con el trabajo infantil en el país, muy especialmente entre las familias beneficiarias de los programas sociales del Gobierno.

Destacó que uno de los objetivos es abarcar con este programa a los hijos de entre cinco y 17 años de las familias de Prosoli que reciben el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE), en cuyos hogares se está haciendo un levantamiento para detectar esa problemática y para lo cual se ha capacitado al personal de campo para luego hacer la intervención.

Cornelio manifestó que para dicha labor se trabaja con los comités directivos nacionales y locales de lucha contra el trabajo infantil, presididos por el Ministerio de Trabajo, los cuales integran representantes de distintos ministerios e instituciones de la sociedad civil que gestionan el tema de infancia, sindicatos y otras organizaciones.

“Este proyecto es parte del convenio firmado por la señora vicepresidenta, doctora Margarita Cedeño de Fernández con la OIT, en el entendido de que el trabajo infantil limita el ingreso a las escuelas de los niños y niñas sometidos a este problema, y esto plantea un obstáculo para la salida de la pobreza de las familias intervenidas por el programa”, aseguró.

Ministerio opera 47 comités contra trabajo infantil

De su lado, Gladys Azcona, viceministra de Trabajo, valoró la iniciativa de la Vicepresidenta para promover la erradicación del trabajo infantil entre las familias pertenecientes a Prosoli.

Añadió que ese Ministerio ha establecido 47 comités locales de lucha contra el trabajo infantil (CDL) en igual número de localidades en todo el país, en los cuales se está impartiendo capacitación y entrenamiento para mejorar las acciones en el terreno.

Destacó que con las políticas públicas que aplica el Gobierno se ha logrado reducir en un 12% la población laboral infantil en el país, y entre ellas citó las transferencias monetarias condicionadas que da el Estado a través de Prosoli, la tanda extendida en la educación y los préstamos de la Banca Solidaria.

OIT espera reducir en 20% el trabajo infantil

Con la integración de diversas instituciones y la intervención a las familias Prosoli, el representante de la OIT espera que se reduzca en por lo menos el 20% la población infantil que actualmente trabaja en las tres provincias intervenidas con el plan piloto.

Rafael Urbáez, consultor de la OIT que trabaja en el proyecto, aseguró que uno de los puntos importantes es que va dirigido a la población que reciben la transferencia del Estado como es el ILAE.

“Ya habíamos trabajado con los empleadores, ahora vamos a trabajar con las familias y veremos toda la dimensión cultural, socioeconómica y educativa del problema, y si articulamos todas esas dimensiones enfocándolo hacia que las familias mejoren su nivel de conciencia frente al problema, los resultados van a ser mucho mejores”, explicó Urbáez.

Otras acciones

Actualmente la Vicepresidencia de la República trabaja con la OIT a través del Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN) en una encuesta sobre la participación laboral de los niños en el trabajo agrícola, para recabar información detallada que servirá para que todas las instituciones puedan diseñar políticas públicas pertinentes para atacar el problema.

Para esos fines se realizó una mesa de trabajo durante tres días, encabezada por Federico Blanco, técnico especialista en estadísticas de trabajo infantil de la OIT con sede en Ginebra, Suiza, y técnicos del Siuben, en la que se trataron los pormenores para ejecución de la misma.

Con los resultados de la encuesta se podrá determinar, no solo la magnitud de la participación laboral de los niños en el trabajo agrícola, sino que se incorporarán características más específicas de ese trabajo considerado peligroso.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso