Progresando con
Solidaridad

Gobierno dispone cambio de nombre tarjeta de subsidios sociales

octubre 1, 2014

La tarjeta pasa a llamarse Progresando con Solidaridad, con el interés de la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño de Fernández, de transparentar y eficientizar aún más la transferencia de recursos a la población vulnerable a través del medio de pago que administra la ADESS.

SANTO DOMINGO.- La Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) dispuso un cambio de nombre y de imagen en el diseño del plástico la tarjeta Solidaridad, que desde ahora se llamará Progresando con Solidaridad.

La nueva tarjeta Progresando con Solidaridad se entrega a las familias que ingresan como nuevos beneficiarios de los sociales del Gobierno en un operativo que se realiza de forma simultánea en todo el país desde el pasado lunes, en los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), Centros de Capacitación y Producción Progresando (CCPP), en escuelas, clubes, parroquias y multiusos.

Los hogares recibirán la primera partida de las nuevas tarjetas Progresando con Solidaridad son los usuarios de los subsidios condicionados Comer es Primero y Bonogás Hogar.

El director de la Adess, licenciado Ramón González Paulino, indicó que la nueva tarjeta Progresando con Solidaridad busca diferenciar ambos tipos de subsidios, y a su vez transparentar aún más la ejecución de las transacciones que realizan los beneficiarios en los cinco mil comercios adscritos a la Red de Abastecimiento Social (RAS), que incluyen colmados, estaciones de servicio de gas licuado de petróleo (GLP) y estafetas de pago de las empresas distribuidoras de electricidad.

González explicó que la nueva presentación surge del interés de la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño de Fernández, de transparentar y eficientizar aún más la transferencia de recursos a la población vulnerable a través del medio de pago que administra la ADESS.

Aseguró que las antiguas tarjetas seguirán vigentes hasta que sean sustituidas por pérdida y deterioro. Afirmó que esa operación cuenta con el apoyo de las entidades financieras pertenecientes al Sistema de Pago de los Subsidios Sociales (SPSS).

Tarjeta Progresando con Solidaridad

La tarjeta en la que confluyen los 10 subsidios gubernamentales que administra la Adess, muestra una versión en la que predomina el tradicional color verde, bajo el nombre Progresando con Solidaridad; por otro lado, la otra tarjeta en los tonos gris y azul será la designada para los incentivos especiales.

“La realidad no es estática, puesto que los programas sociales han crecido en cobertura y han evolucionado vertiginosamente desde su nacimiento hace 10 años. En la actualidad su operatividad es más compleja y el cambio en la identidad del producto responde a esa evolución”, indicó el director de Adess.

La tarjeta verde dará acogida a los subsidios orientados a las familias que viven en condiciones de pobreza, que son Comer es Primero, Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE), el Bono Escolar Estudiando Progreso (BEEP), el programa de Protección a la Vejez en Extrema Pobreza (PROVEE), Bonogás Hogar y el Bonoluz.

González Paulino detalló que la tarjeta gris y azul estará destinada a los programas que tienen por objetivo mitigar situaciones de desigualdad social, otorgados por las instituciones adscritas y ejecutados por Adess.

Entre los incentivos especiales de las instituciones afiliadas se encuentran el Incentivo a la Policía Preventiva, el Incentivo a los Alistados de la Armada Dominicana, Bonogás para choferes, de la Oficina Técnica de Transporte; y el Incentivo a la Educación Superior que administra el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MEESCYT).

El director de Adess puntualizó que desde la creación del programa se entregan dos tipos de subsidios: unos responden a corresponsabilidades de salud y educación, monitoreados mediante una estructura que coordina el programa Progresando con Solidaridad; y otros incentivos que se otorgan con el fin de mitigar situaciones de desigualdad social y que están regulados por las instituciones afiliadas.

Añadió que esta diferenciación fortalece la transparencia al mejorar la percepción sobre quiénes son los beneficiarios que poseen la tarjeta Progresando con Solidaridad, basados en su condición de pobreza extrema.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso