Progresando con
Solidaridad

Explican impacto Prosoli en reducción de pobreza, deserción escolar y trabajo infantil

junio 19, 2017

La deserción escolar se redujo en 1.8 por ciento entre los estudiantes que reciben el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE) y en 3.8 por ciento entre los que reciben el Bono Escolar Estudiando Progreso (BEEP), en relación a los que no reciben esos beneficios

SANTO DOMINGO, 19 de junio de 2017.- El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) valoró las políticas implementadas por el Gobierno a través de Progresando con Solidaridad (Prosoli) y su impactado en la reducción de la deserción escolar, la desnutrición, trabajo infantil, embarazos en adolescentes y la pobreza general, según lo explicó.

La directora general de Prosoli, Altagracia Suriel, presentó los logros de ese programa a la comisión encabezada por Maud de Boer-Buquicchio, especialista en explotación, prostitución, venta de niños y pornografía infantil de ese organismo internacional, durante una visita reciente realizada a la institución.

Suriel resaltó que la deserción escolar se redujo en 1.8 por ciento entre los estudiantes que reciben el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE) y en 3.8 por ciento entre los que participan del Bono Escolar Estudiando Progreso (BEEP), en relación a los que no reciben esos beneficios.

Agregó que el trabajo infantil en menores con edades entre los 14 a 17 años intervenidos por Prosoli es 1.9 por ciento menor que los de las mismas edades que no participan de dicha iniciativa, según datos de monitoreo al 2016, lo que tiene un impacto importante en la reducción de la explotación de los niños.

“En materia de salud, los niños pertenecientes a familias Prosoli se les han aplicado todas las vacunas y tienen sus consultas al día; las adolescentes son menos propensas a tener un embarazo a destiempo, mientras que en materia de pobreza general, sin el programa, ese flagelo hubiera estado un seis por ciento más alta y la indigencia un dos por ciento”, subrayó Suriel.

Indicó que según estudios del Programa Mundial de Alimentos (PMA), entre el 2011 y 2014 el componente de nutrición de Prosoli redujo la anemia en 50 por ciento entre la población participante en Prosoli, con mayor impacto en grupos menores de dos años.

Manifestó que los 100 Centros de Tecnológicos Comunitarios (CTC) y 42 Centros de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) que funcionan en todo el país, tienen una política de formación abierta a todos los sectores y, de los mismos, han egresado unas 474 mil personas que han cursado distintas carreras técnicas.

De su lado, Maud de Boer-Buquicchio, dijo que su presencia en el país es para evaluar las medidas que se implementan para prevenir la venta y explotación sexual de los niños, para lo cual se ha reunido con representantes de diversas instituciones que trabajan en ese ámbito para ver qué tan coordinados están esos actores.

La comisión la integró, además, Rosa Elcarte, representante en el país del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef); Juan Carlos Monge, asesor en derechos humanos de la ONU y Nakane Lavin del mismo organismo. Además, participaron la subdirectora de la Vicepresidencia, Laura Encarnación; el director de los CTC, Claudio Doñé y la directora de Vinculación Interinstitucional de Prosoli, Evangelista Cornelio.

Contenido | Menú | Botones de Acceso