Progresando con
Solidaridad

Entregan suplementos nutricionales a miles de beneficiarios de Progresando con Solidaridad

enero 29, 2015

Los beneficiarios de esa iniciativa que coordina la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández también recibirán alimentos fortificados como parte de las acciones gubernamentales para luchar contra la pobreza mejorando el estado nutricional de las personas de escasos recursos

SANTO DOMINGO.- Miles de bebés, niños y niñas, embarazadas y adultos mayores que viven en la pobreza recibirán este año suplementos nutricionales y alimentos fortificados como parte de la ampliación del componente nutricional del programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI), el cual ha logrado disminuir significativamente el índice de anemia entre sus beneficiarios.

Esto será posible gracias a un acuerdo suscrito este jueves entre la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández; y el director regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto, en el Salón Los Trinitarios del Palacio Nacional, a través del cual el organismo internacional brinda asistencia técnica al Gobierno dominicano.

Firmaron como testigos la directora general de Prosoli, Altagracia Suriel; y el representante del PMA en el país, Jorge Fanlo.

La Vicepresidenta Cedeño de Fernández señaló que miles de niños, niñas y embarazadas reciben los micronutrientes y alimentos fortificados en 1, 300 Unidades de Atención Primaria (UNAP) en todo el país.

“Unos 78 mil 882 niños y niñas de seis a 59 meses reciben los micronutrientes en polvo Chispitas Solidarias, nueve mil 466 niños y niñas con riesgo de desnutrición aguda reciben Progresina como parte del tratamiento a través de las UNAP; y nueve mil 693 adultos mayores reciben Progresina; 23, 665 mujeres embarazadas y puérperas reciben Progresina, y fortaleceremos la Red de Consejeros Comunitarios”, afirmó.

Recalcó que la iniciativa se realiza a través de las UNAP al asegurar que es la puerta de entrada al sistema de salud, por lo que trabaja con ese ministerio para fortalecerlas y así brindar salud de calidad a la población.

“Estamos trabajando entonces en la prevención y control de deficiencias de micronutrientes, así como también de desnutrición aguda y de desnutrición crónica, educación nutricional, con el objetivo de lograr prácticas de alimentación en familia y de las comunidades que participan en nuestro programa, pero que se irradia e impacta a la comunidad en su conjunto para que todos aprendamos a comer más y mejor”, indicó.

Señaló que el pacto es el adenda del convenio que mantienen las entidades desde el año 2013, el cual tiene el objetivo de potenciar el impacto social y la lucha contra la pobreza, contribuyendo a mejorar el estado nutricional de los niños y niñas entre cero y cinco años y las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como adultos mayores, mediante la implementación de un componente de nutrición y alimentación saludable que permita el empoderamiento y desarrollo comunitario.

De su lado el director del PMA para la región, señaló que el suministro de los micronutrientes permitirá que los niños, al convertirse en adultos, sean productivos para sí mismos y para el Estado.

“En ese sentido me siento muy contento de que durante mi primera visita la señora Vicepresidenta tenga la oportunidad de firmar este acuerdo que ya está beneficiando a más de 75 mil niños en el país, que reciben Chispitas Solidarias, donde se ha comprobado ya, a través de mecanismos de evaluación, que se ha reducido la anemia en casi 50 por ciento entre los niños que las están recibiendo”, sostuvo Barreto.

El Plan Anual 2015 del componente de Nutrición de Prosoli establece que infantes de entre seis meses a cinco años de edad recibirán en las Unidades de Atención Primaria del Ministerio de Salud Pública micronutrientes en polvo Chispitas Solidarias para fortificar los alimentos y así prevenir y controlar de las deficiencias nutricionales.

Esta deficiencia de micronutrientes, conocida como hambre oculta, representa un problema de salud principalmente para las niñas y los niños menores de cinco años y las mujeres en edad reproductiva.

El plan de ejecución contempla entrenar a siete mil 700 enlaces familiares como consejeros en nutrición comunitaria, así como reuniones de seguimiento con los 15 mil de ellos que ya están capacitados. La participación de estos comunitarios ha sido vital para obtención de los objetivos alcanzados hasta este momento.

Logros alcanzados

Entre los logros que muestra la aplicación de este componente se encuentran la reducción de índice de anemia de 61 a 27 por ciento entre niños que habían consumido Chispitas Solidarias, así como un incremento en la demanda de la consulta de vigilancia y promoción del crecimiento y desarrollo.

Los beneficiarios, del personal de salud y de Progresando con Solidaridad relacionan el efecto del consumo de Chispitas con el buen crecimiento y desarrollo de los niños y las niñas, el aumento del nivel de aprendizaje, el aumento del apetito y un efecto importante en la prevención y control de anemia.

Otros objetivos

El componente nutricional de Prosoli también persigue contribuir al aumento de la tasa de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes y continuada con alimentación complementaria hasta los dos años; lograr cambios de actitudes y prácticas de alimentación y nutrición e incrementar los conocimientos de la comunidad sobre una alimentación saludable mediante el fortalecimiento de las acciones de capacitación, comunicación y participación comunitaria del eje de educación nutricional.

Además persigue contribuir al aumento de la cobertura del cumplimiento a las corresponsabilidades en salud que exige Prosoli, mediante el fortalecimiento de la calidad del monitoreo del crecimiento y desarrollo de los niños menores de cinco años, en coordinación con el programa de Vigilancia Nutricional del Ministerio de Salud (MSP).

Etiquetas:

Progresando con Solidaridad