Un mejor
es un mejor país

Soranyi La Paz Ramírez

Soranyi La Paz Ramírez
Lugar: San Cristóbal
Renglón: Tecnología
#MujeresDeProgreso

Soranyi siempre ha sido una estudiante dedicada y disciplinada. Desde niña supo que debía sacar el mayor provecho del sacrificio que hacían sus padres para mandarla a estudiar, pero nunca pensó que serían los cursos realizados en el Centro Tecnológico Comunitario (CTC) de San Cristóbal, a través de su proyecto Mujeres en la Red, los que le abrirían tantas puertas.

Su madre es participante de Progresando con Solidaridad (PROSOLI), sin embargo, es a través de una amiga que se entera de los cursos de telecomunicaciones, programación y multimedia que ofrecen los CTC, los cuales decidió tomar, pues constituían una importante certificación que complementaba a la perfección la carrera de Ingeniería en Redes y Telecomunicaciones que cursaba en ese momento.

Para ella significó un hito la preparación realizada en el CTC, ya que marcó el inicio de su desarrollo profesional y le permitió dar a conocer sus habilidades y su potencial. Revela que ese entrenamiento le allanó el camino hasta llegar la multinacional Microsoft, donde obtuvo una posición.

Este año 2017 fue reconocida con el Premio Nacional de la Juventud, en la categoría de superación personal, y fue recibida por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, quien manifestó su alegría por acompañar a Soranyi en su proceso de preparación profesional.

«Para mí representó un gran impacto que nos tomaran en cuenta como féminas con estos cursos de Mujeres en la Red, porque en la carrera somos pocas chicas. Siempre nos encontramos con escenarios en los que tenemos que competir con los hombres, y aquí nos estaban dando la oportunidad de que, entre nosotras, nos capacitáramos», apuntó Soranyi.

Soranyi agradece a la Vicepresidencia de la República por todos los programas formativos que maneja, al entender que permiten el crecimiento y desarrollo de todos, al tiempo que llamó a los jóvenes a aprovechar las oportunidades de preparación gratuita que se les ofrecen a través de los CTC.

La entusiasta joven señala que no hay excusas para que todos se capaciten y se superen, ya que los 100 CTC están ubicados en zonas rurales, deprimidas económicamente y muy apartadas, lo que demuestra la intensión de preparar y brindar oportunidades a jóvenes, adolescentes y adultos de escasos recursos.

«Yo me siento muy agradecida porque desde que me dieron la oportunidad me he convertido en un referente para los jóvenes de mi comunidad, y eso me hace sentir una mejor persona; ya que puedo inspirar a otros a seguir adelante. Por eso quiero exhortarlos a que aprovechen las oportunidades, que las hay, para que sean mejores y más útiles ciudadanos que contribuyan a un mejor país».

Progresando con Solidaridad