Progresando con
Solidaridad

Altagracia Hogd

Altagracia se inscribió en uno de los talleres de capacitación y producción progresando de repostería y empezó a vender pasteles en su casa.

Con este ingreso han podido costear los medicamentos de su esposo para mantenerlo con vida. La familia Silvestre Hogd aún espera por ese riñón para darle una larga vida a quien por muchos años guió la estabilidad económica de este hogar, a pesar de que aún no hay donante, sus ánimos de progreso los ha llevado a mejorar sus vidas poco a poco.

Contenido | Menú | Botones de Acceso