Vicepresidencia de la República Dominicana

Vive nuestros
Momentos Memorables

Nuestras familias construyen sus
#HistoriasdeProgreso

Ver más #HistoriasDeProgreso

Carmen de León

Yo vivía de la chiripa, y con 40 y pico de años, di un giro a mi vida para trabajar como mayordoma en el hospital. Luego pasé a Archivo, y cuando digitalizaron el sistema, tuvimos que capacitarnos digitalmente.

Todos en el departamento saltamos de alegría al saber de todos los cursos del CTC, que además eran gratuitos.

"Yo vivía de la chiripa, y con 40 y pico de años, di un giro a mi vida para trabajar como mayordoma en el hospital".

Carmen de León

Soranyi La Paz

Todo inició en la universidad, cuando una compañera me notificó que se inauguraba el CTC de Favidrio y que iban a impartir cursos tecnológicos, especialmente el CCNA y el MTA.

Al terminar el curso me invitaron a dar el discurso de agradecimiento en la graduación de los CTC. Ahí comenzó una etapa increíble para mí, pues el gerente general de Microsoft escuchó mi discurso y me notificó que había una vacante en un proyecto.

“De niña nunca tuve contacto con la tecnología, realicé mis estudios en el Politécnico Loyola y ahí comenzó mi pasión por ella hasta decidir convertirme en Ingeniera en Redes y Telecomunicaciones".

Soranyi La Paz

Eliodora Luciano

Haber realizado el CCNA y obtener la certificación CISCO significa mucho para mi desarrollo profesional. Es un antes y un después.

Mis recursos no me permitían pagar el entrenamiento, no tenía los medios, pero a través del programa “Mujeres en La Red”, fui  seleccionada y pude costearlo, porque lo ofrecieron a un precio asequible para mí.

"Todos mis sacrificios valieron la pena".

Eliodora Luciano

Carmen Nelia Morillo

En el año 2006 tuve la gran oportunidad de participar en el programa “Mujeres en la Red”, creado especialmente para capacitar a candidatas femeninas que poseíamos el perfil necesario para desarrollarnos en carreras competitivas dentro del área de las Redes, certificándonos como CCNA a través de la reconocida Academia CISCO.

Al terminar mis estudios, estaba capacitada para obtener un puesto de calidad en el mercado laboral, con mayores beneficios.

"El apoyo recibido por todos los miembros de mi familia ha sido fundamental en mi desarrollo personal y profesional".

Carmen Nelia Morillo

Benjamín Sánchez

Antes de venir por primera vez al CTC, yo era un “NI-NI”, o sea, un joven que trabajaba, ni estudiaba. Ahora, gracias al CTC, soy un joven productivo, útil, que puede ayudar a su familia y pagarse sus estudios universitarios.

"Cada minuto es importante".

Benjamín Sánchez

Andrés Peguero

Me enteré de los cursos que ofrece el CTC por medio de la emisora Radio CTC y por promociones de los facilitadores. Tomé los cursos de Alfabetización Digital, Paquete de Office, Reparación de Computadoras, Soporte Técnico y Emprendedurismo, a través del programa POETA.

Cuando terminó el curso de reparación de computadoras, eso me motivó y comencé a reparar computadoras a los amigos. Con lo que ganaba hice mi maestría y, con un préstamo que tomé, abrí mi ferretería.

"Le agradezco al CTC, el haber puesto en mí, las herramientas necesarias para yo poder emprender mi propio camino."

Andrés Peguero

Manuela Guillén

No pude terminar el bachillerato y estuve un tiempo desmotivada por situaciones difíciles que pasé. Yo no me interesaba en nada, creía como que no valía para nada.

Pero después fui recobrando la motivación, vi una promoción del CTC en la calle y me interesó.

Pensé que me iba a dar vergüenza, yo ni sabía encender la computadora, y ahora sé hacer de todo ¡Hasta la historia de la informática me la sé!

"Yo no me interesaba en nada, creía como que no valía para nada".

Manuela Guillén

Andrés Aybar

Puedo decir que desde aquí es que ha salido casi todo lo que soy. Para mí y para muchos de mis compañeros que somos ingenieros en sistemas, el CTC ha sido lo mejor. Este fue uno de los primeros centros del país y ahora nos gustaría que lo remodelaran con la nueva construcción.

“Hay muchos sueños, pero los más grandes son acabar mi carrera y ver a mi hijo creer feliz. Ahora me toca empezar a involucrarlo en la tecnología”.

Andrés Aybar

Continuar al sitio web de

Progresando con Solidaridad